Fuera de Juego

La historia detrás de “Diego y yo” el autorretrato de Frida Kahlo que se vendió en 34.9 MDD

La obra fue uno de los últimos realizados por la artista, cuando se rumoraba que Diego Rivera tenía una relación con María Félix

Una de las artistas más representativas de México es sin duda Frida Kahlo, quien con sus obras y su trágica historia personal, que solía plasmar en cada uno de sus cuadros, sigue siendo recordada a través de los años y sus obras son vendidas en exhorbitantes precios.



Más Futbol en video


Tal y como ocurrió el pasado martes, que su obra titulada ‘Diego y yo’ fue subastada por la casa Sotheby’s en 34.9 millones de dólares, rompiendo el récord como el precio más alto alcanzado en una subasta por una obra de arte latinoamericana.

La pieza fue subastada por primera vez en más de 30 años en la ciudad de Nueva York por un costo de 1.4 millones de dólares, en un inicio se estimó que alcanzaría un precio de entre 30 millones y 50 millones. La última vez que se puso en puja, también en un remate de Sotheby’s, fue en 1990.

La identidad del dueño de la pintura es un misterio, pues decidió mantenerse como anónimo.

Autorretrato Frida
EFE

¿Cuál es la historia de ‘Diego y yo’?

Frida Kahlo, con tres lágrimas y su frente marcada por Diego Rivera con tres ojos, y con su cabello rodeando su cuello como si estuviera a punto de sofocarla. La expresión de la pintora no es de dolor, sin embargo, el cuadro destaca la intimidad y tormento que caracteriza la obra de la mexicana.

La pintura fue creada en 1949 y se trata de uno de los últimos autorretratos que pintó Frida Kahlo en su carrera. En esa época, Kahlo y Rivera ya vivían su segundo matrimonio, bajo nuevos términos donde aceptaban relacionarse con terceros. Sin embargo, esta obra fue hecha cuando corría el rumor de un romance entre Diego Rivera y María Félix, amiga de la pintora, por lo que ella se sentía herida.

La representación de Rivera como un tercer ojo simboliza hasta qué punto atormentó sus pensamientos, dicen los expertos en arte.

La artista vivió entre 1907 y 1954, y fue una orgullosa promotora de la cultura indígena mexicana a través de su arte. En sus obras se puede percibir la dolorosa relación con su cuerpo, aquejado por las secuelas de la poliomelitis que sufrió en su infancia y por las graves lesiones que un accidente de autobús le dejó.

También te puede interesar:



Artículos Relacionados

Back to top button