Life & Style

TIPS

¿Cómo limpiar ollas con grasa súper pegada en segundos? Estos 3 consejos te salvarán la vida

Si las ollas no son lavadas adecuadamente, pueden acumular mucha grasa

Con estos tips, tus ollas pueden quedar libres de grasa y casi como nuevas Créditos: iStock
Escrito en LIFE & STYLE el

Con el uso, es común las parrillas de tu estufa u ollas se llenen de grasa, la cual es muy difícil quitar; sin embargo, por fortuna no es imposible de eliminar. 

Las manchas de grasa que tienen las ollas se deben a que, cuando ésta entra en contacto con el calor o fuego, se quema e impregna en la superficie.

La suciedad también se puede deber a azúcar quemada o restos de comida, los cuales se quedan adheridos y acumular si los recipientes no son lavados adecuadamente. 

Sea cuál sea la razón por la que tus ollas tengan grasa pegada, te revelamos tres fáciles consejos que las dejarán casi como nuevas (todo dependerá de las veces que los lleves a cabo).

iStock

¿Cómo puedo quitar la grasa pagada en mis ollas?

Desengrasante para estufas

El primer consejo consiste en usar fibra metálica, desengrasante para estufa, jabón líquido y agua. Es recomendable usar guantes para evitar irritar las manos. 

Rocía un poco de desengrasante en la superficie que deseas limpiar y espera unos minutos. Después, moja la fibra y ponle un poco de jabón. Talla la olla en círculos con fuerza y después enjuaga. Si la mancha no se quita por completo, repite la operación. 

Puedes lavar tus ollas con este método cada vez que las ensucies, así evitarás que se siga acumulando la grasa en ellas. 

iStock

Carbonato

Primero lava tus ollas como lo haces normalmente. Después, mezcla carbonato con vinagre blanco o limón y unta lo obtenido en los trastes, y deja reposar por unos minutos. 

Una vez que actuaron las burbujas del carbonato y el vinagre o limón -fenómeno químico llamado neutralización-, talla las ollas con los residuos de la mezcla, puedes hacerlo solo con la mano, aunque para mejores resultados lo ideal es usar una fibra. Por último enjuágalas.

Agua caliente 

Sumerge por unos minutos tus ollas en agua hirviendo y luego lávalas con el mismo líquido cuando aún este caliente -que sea una temperatura que soportes, para evitar quemaduras-. El calor hace que la grasa se despegue; por lo tanto, si las lavas al instante, será más fácil limpiar tus ollas. 

iStock

Para que no tengas que batallar con la grasa pegada en tus ollas, lo más recomendable es lavarlas correctamente para que ésta no se impregne, para lo cual también puedes usar alguno de los tips que acabamos de enunciar. 

Temas