Fútbol

FA CUP

Liverpool se corona campeón de la FA Cup

El Liverpool se llevó el triunfo en penaltis

El Liverpool se llevó la FA Cup anotando seis penaltis Créditos: EFE
Escrito en FÚTBOL el

El Liverpool se coronó este sábado, 14 de mayo, como el campeón de la FA Cup que se disputó contra el Chelsea, en una tanda de penaltis.

Como en la final de la Copa de la Liga, los once metros decidieron a favor de los 'Reds', que firmaron un 0-0 fantástico en Wembley para levantar su octava FA Cup en los penaltis, a pesar de la falla de César Azpilicueta y gracias al bloqueo de Alisson Becker a Mason Mount.


El fallo del español, junto al paradón del brasileño, impulsó a un Liverpool que, durante los 120 minutos, perdió a Mohamed Salah y Virgil Van Dijk por lesión, pero que refuerza su confianza de cara al final de la Premier League y de la Liga de Campeones contra el Real Madrid.

 

Así se vivió el encuentro entre el Liverpool y Chelsea

Durante 120 minutos, no hubo ningún, pero no importó lo más mínimo. La falta de puntería solo la sufrían los jugadores, mientras el público disfrutaba de uno de los encuentros más bonitos de la temporada.

Un duelo al que el Liverpool salió con un Luis Díaz desatado al que el Chelsea no conseguía descifrar. El colombiano entró varias veces con total libertad por su carril izquierdo, desesperando a Reece James, pero errando en un mano a mano con Mendy.

Chalobah tuvo que sacar una pelota encima de la línea que marcó el fin del peligro 'Red' y abrió paso a las hostilidades del Chelsea. Un remate de Pulisic a centro raso de Mount que se marchó desviado y un error de Marcos Alonso en el mano a mano con Alisson, que encimó perfecto y se llevó un buen golpe en la rodilla, fueron las más claras de los de Thomas Tuchel, que recibieron el impulso definitivo cuando Mohamed Salah, a la media hora, se echó al suelo y pidió el cambio.



El Chelsea siguió encontrando vías de escape y su salida en la segunda parte fue un torrente de ocasiones con tres para haberse adelantado ellos, pero el cronómetro corría sin el gol.

La llegada del tiempo extra terminó con las fuerzas de Virgil Van Dijk, sustituido con molestias físicas, y prácticamente con las de los dos equipos, que acabaron rendidos y bajando el nivel de juego. Los dos firmaron los penaltis.

Hubo un tiro al palo de la portería Azpilicueta, un paradón de Mendy a Mané, para dejar al Chelsea vivo, y una parada definitiva de Alisson que, unida al último lanzamiento del griego Kostas Tsimikas, entregó la octava FA Cup de su historia al Liverpool, que iguala en el palmarés a Chelsea y Tottenham Hotspur.