Farándula

FARÁNDULA

Cine de oro: ¿Por qué Pedro Infante estuvo ‘encerrado’ en Lecumberri?

Pedro Infante habría visitado un par de veces la cárcel de Lecumberri, una por trabajo y la otra rondaría en un mito que nadie ha confirmado.

Pedro Infante estuvo en Lecumberri en al menos una ocasión.
Pedro Infante convivió con presos reales en uno de sus filmes.
Escrito en FARÁNDULA el

Pedro Infante, uno de los actores más queridos del Cine de Oro Mexicano logró filmar en diversos estados del país y lugares, los cuales sirvieron de escenarios para las películas donde estuvo presente y uno de ellos fue la cárcel de Lecumberri.

¿Por qué Pedro Infante visitó Lecumberri?

Así es, el famoso Palacio Negro fue parte de los lugares donde filmó Pedro Infante, la película ‘Nosotros Los Pobres’, es parte de este ambiente hostil y de podredumbre que reflejaba la cárcel más violenta de todo México en aquel entonces.

Además, a Pedro Infante le fascinaba la idea de filmar en Lecumberri, ya que podía retratar el bajo mundo de las cárceles, el sufrimiento y una imagen dramática para el personaje de Pepe ‘El Toro’ en ‘Nosotros Los Pobres’.

Un dato curioso de esta filmación es que Pedro Infante convivió con reclusos reales, los cuales participaron en el filme. El 90 por ciento de malandrines que aparecen en el filme purgaban una condena en ese lugar.

Pero el Palacio de Lecumberri guarda además otra historia de Pedro Infante y se debe a que hay una historia de que habría estado ahí acusado de algún crimen.

Pedro Infante habría sido encarcelado en Lecumberri

La muerte de Pedro Infante guarda diversas interrogantes del actor, desde que no murió en un accidente aéreo hasta que fue encarcelado por ser parte del narcotráfico.

Uno de los nietos de Pedro Infante, César Augusto Infante, concedió algunas vez una entrevista,  donde aseguró que el actor nunca murió en el accidente, sino tuvo una muerte trágica.

De acuerdo con su testimonio, el actor del Cine de Oro tuvo que fingir su muerte, ya que tenía nexos con el narcotráfico y por ende, tuvo que desaparecer de la vida pública.

Así, Pedro Infante nunca murió en el accidente de avión en Mérida, Yucatán aquel abril de 1957 sino fue en otra fecha. César Augusto Infante contó que el público y los fans de su abuelo creyeron en su muerte, mucha gente.

Según el testimonio, a Pedro Infante se lo llevaron a golpes, estuvo encerrado en Lecumberri por un tiempo, también en las Islas Marías, en La Castañeda (Centro Psiquiátrico) y en una prisión de Sonora.

Finalmente, el cantante no quería formar parte de la delincuencia, sin embargo, fue obligado a formar parte del narco. De esta forma, Pedro Infante habría visitado en un par de ocasiones Lecumberri.