Televisión

PELÍCULAS

¿Todo era un juego o no? Esta película de Netflix te volará la cabeza

Aunque ya tiene más de 20 años de haberse estrenado, este largometraje te dejará pensando unos cuantos días.

Esta película en Netflix va a salvar tu día.Créditos: Especial
Escrito en TELEVISIÓN el

Recomendar una película no siempre es tarea sencilla, pero el autor de esta nota podría apostar 100 pesos a que se convertirá en una de tus favoritas. Los domingos siempre es complicado hallar algo que valga la pena en televisión y si no quieres ver por decimotercera ocasión Titanic, checa esta propuesta de Netflix que te volará la cabeza y te dejará con la pregunta "¿todo era un juego o no?".

El título de la cinta está inmiscuido en el de la nota, pues aunque es simple, encierra toda una incógnita: El Juego. No, no tiene nada qué ver con El Juego del Calamar, que acaba de anunciar una segunda temporada, pero sí que la película se divertirá con tu mente y no la pasarás mal mientras eso sucede.

La cinta es un thriller psicológico dirigido por David Fincher, un especialista en el arte del suspenso. Está protagonizada por Michael Douglas y Sean Penn, además de que fue estrenada en el ya lejano 1997. Aunque la mayor parte se desarrolla en Estados Unidos, tiene un par de escenas grabadas en México y te sorprenderá ver cómo lucía el país por aquellos años.

¿Todo era un juego o no? Esta película de Netflix te volará la cabeza

"¿Qué le regalas a un hombre que lo tiene todo?", se cuestiona Penn bajo la piel de Conrad Van Orton quién quiere dar un gran regalo de cumpleaños a su hermano, el protagonista Nicholas Van Orton (Douglas). Si a una persona que tiene mucho dinero nada material lo satisface, probablemente lo que necesite es toda una experiencia. 

Con dicha premisa comienza un viaje por una serie de situaciones que te harán cuestionarte más de una vez qué es lo que está pasando. Nicholas es un banquero que recibe de su hermano la invitación a un juego que supuestamente le cambiará su vida. 

Aunque escéptico, Nicholas acepta entrar a una experiencia que parece ya haber sido probada por más personas y que lucen satisfechas. Pero el juego no se realiza en una sala o en una televisión sino en la vida real y a pesar de que parece atractivo todo en un inicio, con el pasar de los minutos desaparecen las risas y llega la angustia. 

Lo que debía ser graciosos se torna una aventura por salvaguardar su vida y Nicholas deberá pasar cada prueba para ganar (o no) la prueba que le pusieron justo enfrente. El final de este juego te llevará de las lágrimas al alivio ¿O al revés? Responde a la pregunta al ponerle play a esta película de Netflix que te volará la cabeza.