Life & Style

COMIDA

Conoce los tacos de nada que son un éxito en Hermosillo: ¿cuál es su secreto?

Aunque su nombre hace pensar que los tacos no tienen nada, sí están rellenos

Doña Lupe empezó con el negocio de los tacos de nada hace 37 años Créditos: Internet
Escrito en LIFE & STYLE el

En Hermosillo, Sonora, están causado furor los "tacos de nada", que se volvieron muy populares en las redes sociales, pero que tienen una historia de más de 30 años.

Hace un par de meses, el usuario de TikTok @bryanluna6 compartió un video presumiendo el pequeño puesto donde se venden los famosos tacos, el cual se encuentra a una cuadra de la capilla del Carmen, atrás del cerro de la campana en Hermosillo. 

"Tienen que probarlos", resaltó el internauta en su video. 

Captura de pantalla YouTube  News Videos

¿De qué están hechos los tacos de nada?

Contrario a lo que su nombre dice, los "tacos de nada", creación de doña María Guadalupe -mejor conocida como Lupe-, sí tienen relleno.

Este platillo, considerado ya un símbolo de Hermosillo, está relleno de papa y nada más. Doña Lupe asegura que no piensa hacerlos con otro ingrediente, aunque algunos clientes se lo piden, ya que así han sido un rotundo éxito.

"Desde que empecé los hago igual. Mucha gente me dice, por qué no les pone carne, por qué no esto. Así los empecé a hacer y así los he hecho todos estos años y se han vendido muy bien", dijo en entrevista para TV Azteca. 

Captura de pantalla YouTube  News Videos

Los tacos son dorados en aceite hirviendo y, tras ser fritos, son servidos en un plato de unicel, para después agregarles col, queso rallado y salsa a montones, primero va la roja de tomate y después la verde picosa. 

De acuerdo con los clientes de doña Lupe, el secreto del sabor de los "tacos de nada" son las salsas, por lo que incluso le piden doble de dicho complemento.

"El secreto de la señora son las salsas. Yo los pido con doble salsa, para que estén más picosos y sabrosos", confesó un comensal. 

De hecho la creadora de estos tacos confesó que las salsas son especiales, tanto que ni siquiera sus hijas saben de qué está hecha, porque ella realiza todo sola. 

María Guadalupe llegó a Hermosillo desde hace 37 años y desde entonces todos los días pone su puesta afuera de su casa para vender los tacos de nada, una receta de su familia, que es originaria de Zamora, Michoacán. 

"Esto (la venta de tacos de nada) era como mi segundo trabajo, porque lo primero eran las carnitas todo el día, terminábamos (mi esposo y yo) a las seis, y nos veníamos a vender aquí", detalló doña Lupe.