Fútbol

FUTBOL INTERNACIONAL

(VIDEO) Usan VAR en Liga Argentina para revisar ¿una ‘agarradita’?

Un jugador decidió cometer falta de forma poco ortodoxa: metió su dedo en donde no debía, pero desde el VAR se dieron cuenta.

Escrito en FÚTBOL el

Una patada, una barrida descarada, un codazo bien puesto en la cara son algunas de las faltas más comunes para terminar una jugada y dejar un recuerdo al rival. En Argentina las cosas fueron más allá y un jugador de Lanús picó en donde no debía a un rival de Vélez. El VAR decidió revisar la jugada ¿por una 'agarradita'?

Algunos le dicen trasero, otros más finos lo clasifican como "nudo de globo". La realidad es que en santa sea la parte, este jugador de Vélez recibió la vista del dedo de su rival. A velocidad normal parece que no sucede nada y ambos compiten por quedarse con el balón. 

Tras haber sentido dicha acción, empuja al rival que lo agredió y el árbitro no duda en sacarle tarjeta amarilla; de pronto los golpes se dieron entre todos los jugadores de ambos equipos. Tras varias repeticiones, en la televisión se dieron cuenta de qué había pasado y los silbantes también. 

Desde arriba, el VAR llamó al árbitro central para que viera la acción y tras varias tomas en cámara lenta, pudo constatar que un dedo estaba donde no debía. Tras ello no, tiene más opción que expulsar al infractor de Lanús. 

El partido fue parte de la jornada 9 del campeonato argentino que quedó en empate a dos goles. Ambas escuadras están en el fondo de la tabla: Lanús tiene apenas 6 unidades mientras que Vélez llegó a 9 puntos en 11 partidos disputados. 

¿Podía intervenir el VAR en esta acción del fútbol argentino? 

El Video Assistant Referee (VAR) puede entrar en acción solo en acciones puntuales, aunque en México parezca que lo hace cuando quiere. Según el reglamento de FIFA, debe intervenir cuando un penal fue marcador y no era, o al revés; en situaciones para aclarar un gol: fuera de lugar, falta previa y para tarjetas rojas. 

 

Cuando las tarjetas de expulsión se mostraron cuando no debía, el VAR puede llamar al silbante o cuando una falta lo ameritaba y no pasó nada. En este caso, al haber una jugada no sancionada como roja, estuvo bien implementado, ya que tras la revisión, el jugador fue mandado a las regaderas. 

Aunque parezca anecdótico, estuvo bien que el VAR apareciera en La Liga Argentina para revisar esta 'agarradita'. Sin duda, todos nos habríamos enojado de haber sentido dicho dedo en donde nunca llega la luz.