Farándula

ROCK MEXICANO

¿Quién era la muñequita sintética a la que le compuso la canción El Haragán y Cía?

Esta es la historia detrás de un clásico de la cultura del rock en México.

Ella fue la inspiración de "Mi muñequita sintética" del Haragán y Cía
Escrito en FARÁNDULA el

El Haragán y Cía es uno de los grupos de rock mexicano más importantes de los últimos 30 años, y nos ha entregado algunos de los temas más icónicos del género, tales como “Él no lo mató”, “No estoy muerto”, “A esa gran velocidad” y “Mi muñequita sintética”.

Ésta última tuvo un relanzamiento en el 2019 junto a Rubén Albarrán de Café Tacvba debido a su 30 aniversario.

En una entrevista que dio el líder de la banda, Luis Álvarez, por su 32 aniversario comentó que el éxito de El Haragán y Cía se debe a todos aquellos sonideros callejeros que se presentaban en la ciudad.

“El Haragán viene del barrio y se dio a conocer, en gran parte, gracias a los bailes sonideros en donde Polymarchs, Winners, La Changa, Condor y Carita JC ponían nuestras rolas”,comentó el intérprete.

La historia detrás de Mi Muñequita Sintética

Es esta entrevista, también contó lo que hay detrás de la canción "Mi muñequita sintética" y quién fue la inspiración.

Todos conocemos de memoria, o al menos algunas partes, de esta rola. La muñequita sintética es una joven que se ve perdida en las drogas y de esta manera su belleza se va deteriorando a medida que su adicción avanza.

"Muñequita sintética se la dediqué a una chava de mi barrio que andaba por ahí inhalando bolsitas con resistol. Muy bonita, de ojos verdes. La verdad yo estaba enamorada de ella”, reveló Luis Álvarez.

Según comentó conoció a la muñequita cuando él era apenas un niño. Debido a esto pudo presenciar como toda su belleza se “iba a la basura” debido a las drogas y como el brillo de sus ojos se fue opacando.

Esta es la historia de "Muñequita sintética" la canción número 3 del álbum debut de “El Haragán y Cía.”, llamado “Valedores Juveniles” el cual vio la luz oficialmente, en 1992. Hasta el día de hoy sigue teniendo una gran cantidad de reproducciones mensuales en plataformas como Spotify, convirtiéndose en un clásico de la cultura del rock en México.