Farándula

FARÁNDULA

Cri-Cri: ¿Cuántos hijos tuvo y qué fue de ellos?

Francisco Gabilondo Soler, alias Cri Cri, fue uno de los compositores mexicanos infantiles más famosos y también tuvo una numerosa famili.

Cri-Cri es uno de los cantautores más queridos por los mexicanos.Créditos: Juan Carlos García
Escrito en FARÁNDULA el

Francisco Gabilondo Soler es el cantautor infantil mexicano más famoso, sus cientos de canciones, personajes y obras lo colocaron en el gusto de los niños, pero en su vida personal, el Grillito Cantor también tuvo hijos y te damos más detalles de esta etapa de su vida.

Cri-Cri escribió más de 250 canciones en vida

Cri-Cri fue autor de más de 250 canciones, nació un 6 de octubre de 1907 en Orizaba, Veracruz, fue un gran compositor mexicano de canciones infantiles, que dejaron huella en varias generaciones.

Desde muy pequeño fue un estudiante sobresaliente, pero no le gustaba la escuela. Estudio hasta el sexto año de primaria para luego educarse de forma autodidacta en su hogar.

Debido a que era hábil para la música, dominó el piano y exploró con ese instrumento los géneros más populares de los años 20 y 30.

Además, como Cri-Cri era amante de la música, cuentos y novelas, tuvo la habilidad de mezclar estos géneros para crear innumerables canciones y personajes. 

Para saber si había tenido éxito con sus canciones, Gabilondo Soler se basó en las miradas y sonrisas de los niños, esa era su medida oficial para saber si un tema tendría éxito.

Por otra parte, en cuanto a su vida familiar, su padre Gabilondo Goya fue vasco, de él heredó el gusto por el toreo y hasta llegó a practicar la tauromaquia.

¿Cuántos hijos tuvo Cri-Cri y qué fue de ellos?

Cuando ya tenía éxito, Gabilondo Soler contrajo nupcias con tres esposas, la más famosa es Rosario Patiño Domínguez con quien tuvo dos pequeños.

Además, Gabilondo Soler tuvo en total seis hijos, Tiburcio, Jorge, Adriana y otros tres de los cuales no se tiene claro su nombre.

De los seis, tres sobreviven (dos mujeres y Tiburcio) y todos se dedican a conservar el legado de Francisco Gabilondo Soler a través de una fundación, donde ellos se encargan de promover su música y sus regalías.

Pero la historia entre Tiburcio y Jorge no llegó a buenos términos, ya que el hijo mayor intentó quedarse con todo el legado, pero al saber que la herencia correspondía a todos, decidió optar por decir adiós.

“Con el hermano mayor sí hay una historia, al principio hubo una buena relación, pero después como que pintaron su raya, pero de mi hermana Adriana para acá siempre hubo una relación muy bonita, muy cordial, con mucho respeto. De esos seis hermanos quedamos tres, quedamos dos mujeres y yo, y los que hemos estado a cargo de la obra somos los cuatro más chicos", explicó Tiburcio a El Universal.

De esta forma, Francisco Gabilondo Soler continúa ‘vivo’ gracias al manejo que tienen su hijos sobre su legado y pago de derechos. Cri-Cri fue un personaje único, el grillito que vio crecer a múltiples generaciones.