Farándula

FAMOSOS

Quinceañera: ¿qué pasó con Adela Noriega, una de las protagonistas de la icónica telenovela?

Adela Noriega conmovió al público mexicano con su belleza e inocencia, que quedó plasmada en la telenovela Quinceañera.

Adela Noriega se alejó de las cámaras desde hace 14 años.Créditos: Instagram @adelanoriegamx
Escrito en FARÁNDULA el

En febrero de este año el actor Ernesto Laguardia confesó que Adela Noriega podría regresar a las telenovelas, luego de una larga ausencia de 14 años.

La artista originaria de la Ciudad de México era una de las estrellas más exitosas de la pantalla chica en nuestro país, pero de un momento a otro “desapareció del mapa”.

Se rumoró que ella tuvo que salir de la República Mexicana tras sostener un romance con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, incluso llegó a decirse que ambos habían tenido un hijo.

La situación nunca se comprobó pero, cuando el periodista Alberto de Tavira entrevistó a la exesposa del mandatario priista, ella no negó ni confirmo la supuesta aventura del padre de sus hijos.

Cuando Ernesto Laguardia mencionó el retorno de Adela Noriega no pudo evitar emocionar a los seguidores de la mujer de 52 años, que justamente concretó uno de sus grandes éxitos en “Quinceñera”.

Esa producción estuvo dirigida por Carla Estrada entre 1997 y 1998 y fue bien recibida por la audiencia. Cabe recordar que ahí también participó Thalía.

¿Qué fue de Adela Noriega tras el éxito de Quinceañera?

Luego de sus apariciones en telenovelas juveniles, Adela Noriega estelarizó más papeles en melodramas como “Dulce desafío”, “Guadalupe”, “María bonita”, “María Isabel” y “El privilegio de amar”.

En su carrera también acumula éxitos como “El manantial”, “Amor real”, “La esposa virgen” y “Fuego en la sangre”, producción de 2008 con la que se despidió de Televisa.

Pese a que se encontraba en uno de sus mejores momentos, la famosa que ahora tiene 52 años decidió poner pausa a su carrera sin dar mayores explicaciones.

Según el periodista Gustavo Adolfo Infante, Adela Noriega dejó las telenovelas para invertir sus ahorros en un negocio de bienes raíces en el extranjero. Eso le habría permitido llevar una vida cómoda.