Fútbol

FUTBOL INTERNACIONAL

¡Del América a Qatar! Chucho Benítez, a 9 años de una muerte que estaba escrita

Un día como hoy, pero de 2013, desde Qatar se daba a conocer que Benítez, el último gran goleador del América, había muerto.

Chucho Benítez falleció un día como hoy, pero de 2013.Créditos: Especial
Escrito en FÚTBOL el

Era el lunes 29 de julio de 2013 y América era el tema de moda. A las 8 de la mañana con 10 minutos parecía que una vez más iban a mencionar algo del título de 'las águilas' en las noticias, pero todo cambió cuando Paola Rojas mencionó: "le informamos de algo muy lamentable, en torno a un hombre clave para llevar al América a convertirse en campeón". Toño de Valdés tomó la palabra e informó del fallecimiento de Chucho Benítez en Qatar, de una muerte que ya estaba escrita y de la que han pasado 9 años.

Todo aficionado azulcrema quería estar despierto el mayor tiempo posible en aquel entonces porque ya no había necesidad de soñar un título, solo un mes atrás lo había conseguido el América de la mano de Christian 'Chucho' Benítez y compañía frente a Cruz Azul. El delantero ecuatoriano se consagró como 'Águila Real' en un campeonato marcado por los números, ¿y acaso por el destino mismo? 

El último gol de Chucho Benítez 

Christian 'Chucho' Benítez jugó desde 2011 para 'las águilas' y en el Clausura 2013 no sólo se consagró como un histórico del club, sino que conseguía su tercer campeonato de goleo con el equipo. De hecho, el futbolista nacido el 1 de mayo de 1986 en Quito, Ecuador, es el último gran delantero del equipo que logró la distinción. 

En la liguilla de aquel certamen pudo haber ganado solo el torneo. Contra Pumas, en cuartos de final de la liguilla, marcó un gol en el que nadie lo ayudó: solo su físico fue suficiente para llevarse a dos defensas y vencer al arquero. En la final, contra Cruz Azul, no marcó en tiempo reglamentario, pero mandó al fondo de todos modos el balón al fondo de la red. 

Con la lluvia y 100 mil aficionados como testigos, tomó el segundo penal en la serie que definiría al campeón de la mejor final del futbol mexicano y engañó al portero. Todo el estadio sabía que tirar estas faltas no eran su fuerte, pero no falló y se llevó la medalla al cuello. Esa fue la última vez que uno de sus tiros puso el grito de gol en la garganta de algún aficionado en México. 

América ganó la copa 11 con un Benítez espectacular que llevaba ese mismo número en su espalda. Pero tras esto decidió irse al El Jaish SC de Qatar donde claro que anotó una vez más, pero en partidos no oficiales. 

Chucho Benítez: una muerte que ya estaba escrita 

Decía Albert Camus que el azar no tiene compasión por nadie y Benítez es uno de los más claros ejemplos. Aunque llegó a la cima del futbol e iba a disputar el mundial de Brasil 2014 como el segundo mejor jugador de su equipo, la muerte se lo negó. 

En aquel momento se habló de una peritonitis, de que el jugador no recibió la atención necesaria para salvarse. Obstinación, coraje, frustración, todo esto aparecía entre quienes nunca lo conocieron y aun así lloraron su partida. Sin embargo, más tarde se supo la verdad: tenía un mal congénito en el corazón, el cual, solo podía ser detectado en la autopsia. 

¿Ya era una maldición? En el ciclo de la Copa del Mundo anterior, el paraguayo Salvador Cabañas recibió un disparo en la cabeza antes del Mundial de Sudáfrica 2010 que lo alejó de las canchas. Ahora, Benítez fallecía a un paso de Brasil. El destino no tuvo piedad e hizo de dos coincidencias un hecho macabro a dos de las más grandes figuras que ha tenido el América. 

¿Su muerte ya estaba escrita acaso? Han pasado 9 años desde que una familia se quedó sin su padre, desde que México y Ecuador perdieron a una persona, a un futbolista de extraordinarias capacidades. Todos tenemos fecha de caducidad, pero Chucho Benítez se fue en el apogeo de su vida y con un mal que nadie puso haber visto.