Farándula

ENTRETENIMIENTO

Chavo del 8: ¿Cuáles fueron los pleitos internos en el elenco?

El Chavo del 8 tuvo grandes éxitos en la TV mexicana, pero también, la relación con sus personajes no fue del todo grata y hubo pleitos internos entre el elenco.

El Chavo del 8 es una de las series más exitosas de la televisión mexicana.Créditos: Juan Carlos García
Escrito en FARÁNDULA el

El Chavo del 8 fue una exitosa serie que mantuvo a generaciones pegadas a la TV, su humor simple, personajes divertidos e historia de un niño abandonado se ganó el corazón de sus fans, pero hubo diversos pleitos internos en el elenco que pocos conocen.

Roberto Gómez Bolaños nunca entendió el éxito de El Chavo

El Chavo del 8 tuvo diversos personajes emblemáticos como Doña Florinda (Florinda Meza), su hijo Quico (Carlos Villagrán), Don Ramón (Ramón Valdéz), la Chilindrina (María Antonieta de las Nieves), el profesor Jirafales (Rubén Aguirre), el Señor Barriga (Edgar Vivar), la Bruja del 71 (la española Angelines Fernández) y El Chavo (Roberto Gómez Bolaños).

De esta forma, todos los personajes se convirtieron en objeto de culto, en especial, El Chavo, pero nunca entendieron el por qué tuvieron tanto éxito si el argumento de la serie y la trama no eran de otro mundo.

"No encuentro la explicación por más que quiera. Soy bajo de estatura, pero no tan enano como para reírse de mí. Soy feo, pero tampoco tengo una fealdad que genere risa. Y tengo muchos detalles físicos que son fatales para un actor cómico",dijo alguna vez Roberto Gómez Bolaños a El Comercio en 2008.

Pero a pesar del éxito, hubo serias disputas internas entre el elenco, desde peleas verbales hasta demandas en tribunales, por lo que muchos personajes terminaron con una mala relación con Roberto Gómez Bolaños.

La salida de Televisa de El Chavo del 8

Cuando murió Roberto Gómez Bolaños, sus herederos y Televisa no llegaron a un acuerdo, por lo que el programa fue separado por años de los canales de la familia Azcárraga.

Quico y Pablo Escobar 

Cuando El Chavo del 8 tenía gran popularidad en los años 80, Pablo Escobar quería que el personaje de Quico actuara para él, pero se negó y cuenta la leyenda que esto habría desencadenado una discusión entre Carlos y Roberto Gómez Bolaños.

El Capo le ofreció hasta 1 millón de dólares a Quico por actuar en la fiesta de cumpleaños de la hija de Pablo Escobar, pero se negó por la peligrosidad que representaba el jefe de la mafia.

“Mañana es el cumpleaños de la hija de mi patrón [por Escobar], ponga usted la cantidad, hasta un millón de dólares”, recordó Quico en una entrevista.

A pesar de esto, algunos miembros del Chavo del 8 sí aceptaron actuar para Pablo Escobar, pero nunca reveló quiénes se atrevieron.

Quico se llamó después Kiko por un pleito de derechos

El personaje de Carlos Villagrán, Quico, tuvo que cambiar dos letras de su nombre para evitar conflictos legales, ya que Roberto Gómez Bolaños no le permitió utilizar este para espectáculos por derechos de autor.

De esta forma, Villagrán tuvo que cambiar dos letras del nombre Quico y pasó a ser Kiko, para que pudiera explotar el personaje y salir de la bancarrota en que estaba sumergido.

Por otra parte, es bien sabida la rivalidad entre Gómez Bolaños y Villagrán, ya que la popularidad entre personajes era bien conocida y Quico en ocasiones ganaba los reflectores sobre El Chavo.

¿Chespirito, un malagradecido con Don Ramón?

Ramón Valdés, quien encarnó a don Ramón y que era el papá de La Chilindrina en el programa, pero cuando anunció su salida, significó una especie de ruptura de la amistad y Chespirito fue el único que no le dio el último adiós cuando falleció de cáncer en 1988.

La Chilindrina lucha contra Roberto Gómez Bolaños

María Antonieta de las Nieves tuvo que recurrir a la justicia para quedarse con el nombre de su personaje, ya que Chespirito prohibió el uso de los personajes sin un pago por derechos.

Tuvieron que pasar más de 12 años en los tribunales para que La Chilindrina pudiera utilizar el nombre artístico a pesar del enojo de Roberto Gómez Bolaños.

El Señor Barriga quería más dinero por las regalías de su personaje

Hubo un conflicto también entre Edgar Vivar y Roberto Gómez Bolaños, ya que lo poco que recibía de regalías no le alcanzaba para pagar sus gastos y podió más dinero.

"No es justo y lo remarco porque se cobra el 10% del salario devengado de aquel entonces, mismo que después de una devaluación y de haber corrido el punto decimal, sale más cara la impresión del cheque que lo que se cobra", aseguró en su momento. 

Estos y otros conflictos internos tuvo El Chavo del 8, un programa que trascendió durante décadas y que dejó momentos felices, pero también algunos amargos a sus protagonistas.