Otros Deportes

Conoce la historia del único periodista mexicano con anillo de Super Bowl

Pocos conocen esta historia, pero es digna de ser contada debido a la naturaleza maravillosa que tiene. Se trata de Jorge Berry el único periodista mexicano que tiene un anillo de Super Bowl en su poder.



Más Futbol en video


¿Qué tiene que pasar para que un comunicador mexicano tenga tan preiado objeto? Es parte de la magia que nos regalan los deportes, en este caso, específicamente la NFL y claro, de trabajo, mucho y excelente trabajo.

VER MÁS: Estos son los equipos más ganadores del Super Bowl

Jorge Berry nació en la Ciudad de México, pero como su padre era estadounidense, pronto conoció la cultura del país vecino y le tomó amor profundo a dos de sus deportes: el beisbol y el futbol americano.

En su juventud, junto con sus amigos creó una banda, pero un tiempo después lo dejó y eligió al periodismo como su modo de vida.

Televisa y TV Azteca fueron parte de su formación como profesional de la comunicación, el haber jugado futbol americano y beisbol le abrió el camino en el complicado mundo de la televisión.

Luego, con una carrera hecha, salió de la televisora del Ajusco y se fue a Los Angeles y durante más de siete años trabajó en el Canal 34. Ese fue sólo un paso más a una parte muy apasionante de su carrera.

Los Raiders se mudaron a Los Angeles y fue cuando Al Davis lo invitó a narrar los juegos de la franquicia. La vida cambió en 1982 y sólo un años después, su equipo, ganó el Super Bowl.

Cuatro meses después de la gran noche del título de los Raiders, el equipo hizo una cena para festejar y en ella, se dieron los anillos a los jugadores y la sorprensa de Jorge Berry fue mayúscula, cuando se mencionó su nombre para que recogiera el suyo.

“Como ya sabes, la noche del juego les dan el trofeo Vince Lombardi y después la liga manda a hacer los anillos con el escudo del equipo. Resulta que cuatro meses después de ese gran día, como a dos o tres semanas de abrir el campo para la siguiente temporada, citaron a una cena, yo iba con mi esposa de ese entonces, y de repente empezaron a nombrar a la gente para darles sus anillos, ¡y en eso que escucho el mío! Sentí bien bonito, me hacía sentir parte del equipo. A mi esposa le dieron su collar también de diamantes, porque a las esposas de todos también les toca”, señaló el periodista en entrevista con Milenio.



Artículos Relacionados

Back to top button