Noticias

Messi y su lucha por demostrar que es un humano

Lionel Messi entró para cambiar la dinámica mental de sus compañeros; un tanto de Luis Suárez y uno más de Messi, dejaron intacto el invicto del Barcelona.

Lionel Messi necesitó de 20 minutos para demostrar por qué es considerado el mejor jugador del planeta y la razón de discutir si es mejor que Pelé o Maradona; la cara futbolística del Barcelona cambió desde su entrada al campo.

El argentino no estaba en las mejores condiciones, una lesión en el aductor derecho no le permitió jugar la fecha FIFA con Argentina y tampoco iniciar de titular contra el Sevilla, en el milagroso empate a 2-2, con un gol, simplemente, al estilo Messi.

El surgido de las inferiores del Newell’s Old Boys de Argentina entró “frío” al Sánchez Pizjuan, con un marcador adverso de 2-0 contra el Sevilla. Los primero toques del argentino fueron intermitentes, los defensas de Sevilla estaban pegados a él.

Sin embargo, el cuadro Culé entró en una dinámica diferente con la incursión de Lionel, quien contagió de ánimo a sus compañeros, que no dejaron de luchar por el primer gol y si alcanzaba el tiempo, lograr el empate; lo hicieron.

Luis Suárez puso el 2-1 en un tiro de esquina. El uruguayo se lanzó como pudo y descontó para el Barcelona. El silencio llegó al estadio del Sevilla en manos de Messi, quien recibió un balón “rodadito”, justo como al argentino le gustan para dejar ir toda la parte interna de su pie izquierdo y colocar el esférico fuera del alcance del arquero Sergio Rico.

La pizarra marcó 2-2 inmerecido para los Blaugranas que, pese al susto, siguen invictos en la Liga y en la cima.


Etiquetas

Artículos Relacionados

Close