ExtracanchaMéxicoMundial Rusia 2018Noticias

La historia del ladrón que puso a un mexicano en el Mundial

El mexicano vivió en vivo y a todo color el encuentro contra Alemania.

Veracruz en Rusia

Don Román Enríquez es un mexicano con suerte, tal cual como lo describe Milenio. Este aficionado mexicano del Tri nunca pensó que un ladrón lo pondría en el Mundial de Rusia 2018, tan sólo por comprar una bomba de agua.

Un día se levantó de su cama y recibió una llamada: Usted ha ganado un viaje al Mundial de Rusia. Don Román hizo caso omiso al llamado; incrédulo, solicitó a su familia que no contestaran el teléfono, porque alguien le estaba jugando una broma.

Después de insistir todo el día, por fin Don Román decidió contestar e ir al lugar donde compró la bomba de agua. Acción que efectuó, porque se habían robado el generador y necesitaba sacar agua del pozo para regar sus plantíos.

Su familia dijo que él no creía, porque las llamadas de extorsión estaban recurrentes. Don Román Enríquez es originario de Llanos en San Lorenzo, municipio de Papantla, Veracruz. Tiene 61 años y fue un mexicano que cumplió el sueño de millones.

Don Román quería vender su boleto para Rusia por cinco mil pesos; no lo hizo. El sorteo fue para 10 mexicanos, entre ellos Don Román, quien aparte ganó el premio a todos los gastos pagados y viajar en primera clase.

Llegó el día. Don Ramón aterrizó en Moscú, presenció en el Estadio Luzhniki, la histórica victoria de México a Alemania. Su butaca estaba casi al ras de césped y a unos metros… Emilio Azcárraga. Lo recoció Don Román y tímidamente, le pidió una foto. Cumplió su sueño, envuelto en un jorongo de México.

“Aquí una taza vale 300 rublos. Creo que mejor le llevaré a mi familia unos llaveros”, sentenció.

Twitter de @miseleccionmx


Etiquetas

Artículos Relacionados

Close