Noticias

Italia y Holanda no se hacen daño

En un partido amistoso disputado en el Allianz Stadium de Turín

La selección de Holanda evitó este lunes la derrota ante la de Italia al empatar 1-1 gracias a un cabezazo en el minuto 88 del defensa Nathan Aké, en un partido amistoso disputado en el Allianz Stadium de Turín.

En un duelo entre dos selecciones que fracasaron en el intento de clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 y en pleno cambio generacional, Italia se adelantó por medio del delantero del Valencia Simone Zaza, pero se quedó con diez hombres en los últimos veinte minutos y fue castigada por Aké en los compases finales.

Tras no conseguir el billete para participar en el Mundial de Rusia, ambas selecciones encaraban estos amistosos como una oportunidad para realizar pruebas y sacar indicaciones para sus próximos partidos oficiales, que se disputarán en septiembre.

Italia controló el ritmo del encuentro en la primera mitad y creó varias ocasiones para adelantarse en el marcador, aunque pagó su falta de acierto ante una Holanda que sufría en zona defensiva y que no lograba acercarse de forma peligrosa al área rival.

Tras un gol anulado por fuera de juego a Andrea Belotti a los 3 minutos de juego, Italia rozó dos veces el tanto de la ventaja entre el 42 y el 43.

Primero Verdi falló en un mano a mano ante el portero del Barcelona Jasper Cillesen mientras que, en el saque de esquina sucesivo, Criscito se acercó a la ventaja con un cabezazo que Ruud Vormer salvó bajo palos.

Holanda mejoró en la reanudación y empezó a atacar con más agresividad sobre todo en la banda derecha, donde Daryl Janmaat y Ruud Vormer lanzaron unos centros interesantes que, sin embargo, ni Babel ni Depay lograron aprovechar.

Ante la reacción de los holandeses, Mancini dio paso a Zaza y al joven extremo del Fiorentina Federico Chiesa y precisamente estos dos jugadores propiciaron el gol del 1-0 para Italia (m.67).

Chiesa centró desde el carril derecho y Zaza empujó el balón entre las mallas para celebrar su diana ante la ovación de sus exaficionados del Juventus, club en el que estuvo en el curso 2015-2016.

Sin embargo, el partido se complicó de forma inmediata para los “azzurri”, ya que apenas sesenta segundos después del gol del 1-0, en el 68, Domenico Criscito vio la roja directa por derribar a Babel cuando este estaba a punto de encarar al meta Mattia Perin en un mano a mano.

Los holandeses, entrenados por Ronald Koeman, apretaron con todo en el tramo final y, tras un primer aviso con un zurdazo desde el límite del área de Stephen Berghuis parado por Perin, igualó por medio de un cabezazo del defensa del Bournemouth Nathan Aké (m.88).

Los visitantes hasta tuvieron la oportunidad para completar su remontada en el tiempo añadido, cuando Aké volvió a rematar desde dentro del área, aunque sin poder enviar el balón entre los tres palos.

Información de EFE


Fuente
EFE
Etiquetas

Artículos Relacionados

Close