Extracancha

Denuncian abusos sexuales a niñas de presidente de futbol de Afganistán

Una vez más, Khalida Popal, ex futbolista y pionera de este deporte en la rama femenil en Afganistán, ha alzado la voz denunciando los abusos por parte de federativos de su país, incluyendo violaciones a niñas.



Más Futbol en video


Khalida Popal vive en el exilio en Dinamarca tras sufrir amenazas de muerte y ser blanco de ataques por buscar que las mujeres de Afganistán jugaran al futbol con la primera selección femenina de este país, de la que fue capitana.

VER MÁS: Osorio, Van’t Schip y Mohamed, candidatos a dirigir a Chivas

Sin embargo, Popal sigue su lucha y esta vez hizo revelaciones del presidente de la Federación Afgana de Futbol, Keramuddin Keram, quien ha sido suspendido por la FIFA en medio de una investigación en su contra, la cual incluye abusos sexuales contra niñas.

“Yo fui una de las informantes. Incluso después de dejar mi país, seguí involucrada en el desarrollo de la selección femenina de Afganistán. Yo era la directora de programas. Estaba ayudando a que pudieran tener campos de entrenamiento fuera del país.

“Algunos de los representantes de la Federación comenzaron a abusar de nuestras jugadoras. Nos quejamos. Profundizamos. Yo comencé mi propia investigación”, narra Popal en entrevista para el diario español El Mundo.

“Encontré que el autor de esa violencia era el presidente de la Federación de Fútbol de Afganistán (Keramuddin Keram). Tenía una habitación secreta (con una cama) en su oficina donde mete a las niñas. Y allí las viola y después las suelta”, confiesa la ex futbolista afgana.

“Fueron varias. Venían con sueños, sentían que los habían alcanzado. Chicas de familias corrientes… Y ese hombre, agazapado como si fuera un cazador, se dedicó a cazar.

“Las que fueron violadas fueron menores de edad. Niñas de 14 y 15 años. Las mujeres en Afganistán tienen que luchar contra toda una sociedad. Y ellas no pueden volver a casa y decir lo que ha pasado.Porque serán acusadas por sus propias familias. Ya les habían dicho que ellas no debían ir allí (a jugar a fútbol). Están totalmente solas”, agregó Khalida Popal.

Para desgracia de las víctimas, Keramuddin Keram no ha perdido de su cargo al frente del futbol de Afganistán ni ha sido citado en algún juzgado debido a que la FIFA no concluirá su investigación hasta pasado un año.

Además, la fiscalía afgana sigue tramitando permisos para poder conseguir visados e interrogar a testigos que se encuentran fuera del país, lo que mantiene en pausa las investigaciones pertinentes.



Artículos Relacionados

Back to top button