Internacional

Río Ferdinand, al borde de la muerte en Alemania 2006: “nos íbamos a estrellar”

Río Ferdinand es, sin duda alguna, uno de los máximos referentes en la zona defensiva que la selección inglesa de futbol ha tenido en su historia. El ahora conductor y presentador de televisión disputó varios encuentros internacionales defendiendo a su país y algunos de ellos tuvieron cita en el Mundial de Alemania 2006, mismo en el que presenció un hecho en extremo espeluznante que pudo haber terminado con su vida.



Más Futbol en video


VER MÁS: ¡Estos jugadores son vitales en el esquema de Santiago Solari! Las tres figuras del América que podrían salir en este periodo de fichajes

En entrevista con el diario The Sun, el exfutbolista profesional reveló que, al término de su participación en los cuartos de final cuando cayeron ante Portugal, tanto él como el resto de la plantilla y parte de su familia viajaron rumbo a casa en un avión, mismo que tuvo algunas inconveniencias importantes que estuvieron a punto de terminar en tragedia.

Normalmente, estoy tranquilo antes esas situaciones, pero fue el peor vuelo que jamás pude imaginar. Nos vimos atrapados en un clima terrible y todos pensaron que íbamos a estrellarnos. Todos estábamos llorando. Estaba sentado cerca de Wayne Rooney y de Steven Gerrard y sus esposas y todos gritaban. Fue una turbulencia de otro nivel”, mencionó Río Ferdinand.

El histórico del Manchester United indicó que, normalmente, en este tipo de situaciones suele mantener la calma. Sin embargo, en dicho suceso mostró un pánico nunca antes visto, pues se contagió del miedo de futbolistas, familiares y los propios miembros del avión, los cuales estaban realmente asustados.

Era una locura y la gente y el equipaje estaban por todos lados y nadie sabía lo que estaba pasando. Pensé que había llegado la hora, especialmente cuando miré a las azafatas y las vi con cara de pánico (…) Siempre puedes medir qué tan serias son las cosas por sus expresiones y miré a la tripulación y todos estaban sentados en sus asientos con cara de piedra y claramente pensando, joder, estamos en problemas”, sentenció.

Para buena fortuna de Río Ferdinand y el resto de la tripulación a bordo del avión, el mismo logró superar las adversidades y, tras pasar las turbulencias, continuó con su vuelo normal. Aún así, el inglés manifestó que nunca podrá olvidar esa dolorosa experiencia.



Artículos Relacionados

Back to top button