Internacional

Luka Romero, el nuevo Messi que rechazó a México por Argentina

Cada año se habla de jóvenes futbolistas que empiezan a destacar por su talento con el balón en sus pies, a quienes se les compara con las máximas figuras de este deporte, llamándolos a algunos de ellos con sobrenombres como “el nuevo Messi“. Uno de ellos es Luka Romero, jugador nacido en México que ha preferido jugar para Argentina.

Este chico apenas tiene 15 años, pero ya ha llamado la atención tanto de varios clubes como de selecciones y medios de comunicación por tener un estilo de juego que inevitablemente se asocia con el de La Pulga.

VER MÁS: ¿El Puebla se va a Mazatlán? El gobernador poblano lo aclara

Otra similitud es que Luka Romero ya estuvo a prueba en La Masía, la cantera del Barcelona en el 2011, pero no se pudo quedar porque su familia no vivía en Cataluña, evitando así que siguiera los mismos pasos de su ídolo.

Sin embargo, Luka sí se quedó en España, específicamente en Mallorca, donde forma parte de sus categorías sub 15 y su juego le ha ganado elogios y el deseo de tres distintos países.

Romero nació en México, debido a que su padre, el ex futbolista argentino Diego Romero, jugó entre 2003 y 2004 para Alacranes de Durango del Ascenso MX, época en la nació Luka.

El Mallorca tiene asegurado que el niño maravilla esté con ellos al menos tres años más, cuando cumpla los 18 años, y ya planea blindarlo con una cláusula millonaria, ya sea para mantenerlo por más tiempo o al menos para recibir una gran cantidad en caso de que un club llegue a ficharlo.

Incluso, este futbolista juvenil ya cuenta con la nacionalidad española, por lo que tiene tres selecciones que le abren sus puertas, pero el joven Luka Romero ya ha sido claro: quiere jugar para Argentina.

Obviamente, aún no ha sido convocado por ninguna selección mayor de Argentina, lo que le permitiría aún cambiar de selección, aunque las opciones de que prefiriera representar a México o España son casi nulas.



Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close