Internacional

Ramón Morales tuvo miedo de morir en visita de Chivas a Boca Juniors

Chivas fue atacado con piedras durante su visita a La Bombonera en 2005.

Los reprobables actos que causaron la suspensión de la Final de Vuelta de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors no son nada nuevo y equipos de México ya vivieron casos similares, tal y como recordó Ramón Morales, quien en 2005 con Chivas visitó al cuadro Xeneize en medio de un clima que ha sido la única ocasión que tuvo miedo de morir.

“No puedo generalizar, lamentablemente es un tema complicado en Argentina aunque pasa en todos lados, inclusive en México. Sí creo que allá es más constante y eso es lo lamentable, en lo personal cuando me tocó vivir eso (Boca vs Chivas, vuelta de cuartos de final en La Bombonera), fue la única vez en un partido de futbol que tuve miedo por mi vida, eso es una realidad”, confesó Ramoncito en entrevista con César Huerta del diario AS.

Tal y como sucedió en días pasados durante el ataque del camión de Boca, Ramón Morales recuerda cómo en pleno partido los hinchas del cuadro bonaerense les lanzaron piedras, causando que el juego se detuviera, incluso dándose por terminado antes del tiempo regular.

“Al momento de las piedras, me acuerdo que le comentaba a Chuy Corona que era nuestro portero, ya supuestamente estaba todo calmado y se iba a reanudar el juego, duramos cerca de 15 minutos, me acuerdo que el árbitro me decía ‘capitán, ayúdame a reanudar el juego’.

“Le dije a Chuy que fuera a su lugar y me contestó enojado con justa razón: ‘Ramón, están tirando piedras’. Me enseña una piedra y era del tamaño de mi cabeza. Ahí es cuando peligras, imagínate le pega a alguna persona, pudo ser algo muy grave. Fue complicado”, confiesa el ex futbolista.

“Después de ese partido, me tenía que quedar en Argentina para después volar a Alemania a la Confederaciones, me acuerdo que por todo lo que pasó, me toca una ambulancia para que nos lleve a tres jugadores, incluyéndome a mí, nos llevan a un hospital y de ahí nos iban a llevar amablemente al hotel.

“Un paramédico me dice: ‘den gracias a Dios que le vamos a River’. A lo mejor quiso asustar o sólo fue broma, no lo sé, pero al final queda como anécdota y lamentablemente hoy se recuerda eso”, aseguró el entonces capitán del Rebaño.


Etiquetas

Artículos Relacionados

Close