Hard NewsInternacional

¿Usas Old Spice? Malas noticias: la FDA lo retiró por sustancias cancerígenas

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una alerta donde revela qué marcas de desodorantes contienen sustancias cancerígenas; serán retirados al ser un riesgo para la salud.

Desodorantes de las marcas Old Spice y Secret serán retirados del mercado estadounidense, luego de que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) hallara sustancias cancerígenas como el benceno, el cual puede producir leucemia.



Más Futbol en video


La FDA anunció que la firma Procter & Gamble está retirando todos los lotes de ambas marcas, cuya fecha de vencimiento es septiembre de 2023, debido a que se hallaron sustancias como el benceno, la cual está relacionada con el desarrollo de cáncer en la sangre y en la médula ósea.

El organismo estadounidense especificó que las personas expuestas al benceno en bajas cantidades no tendrían efectos en su salud, sumado a que Procter & Gamble tampoco ha recibido reportes de personas que hayan tenido efectos secundarios, sin embargo, retiran los productos como una medida preventiva.

Entre los desodorantes que fueron retirados se encuentran: Old Spice High Endurance, Old Spice Hardest Working Collection, Old Spice Pure Sport, Secret Fresh Collection, entre otros. La gran mayoría de los productos son comercializados en latas de aerosol.

Las autoridades sanitarias aseguraron que el resto de los productos Old Spice y Fresh no representan un riesgo para la salud de las personas, es decir, aquellos que vienen en presentaciones de gel, roll on, barras sólidas o los aerosoles no mencionados.

Tanto la FDA como Procter & Gamble anunciaron un reembolso a todos aquellos consumidores que hayan adquirido algún lote contaminado con benceno, los cuales fueron distribuidos en tiendas minoristas o puestos a la venta a través de internet.

En dado caso de que hayan presentado alguna reacción o efecto secundario, le piden a los consumidores recibir atención médica lo más pronto posible, además de realizar un reporte ante la FDA al número 1-800–332-1088.

 



Artículos Relacionados

Back to top button