Hard News

Más capacidad pero se requiere de un proyecto: los pros y contras de la adquisición de Deer Park

La nueva planta adquirida por el Gobierno de México aparece como una oportunidad para aumentar la capacidad de refinación en el país.

Ahora que el gobierno de Estados Unidos aprobó la adquisición de la planta de Deer Park por parte de Pemex, cabe preguntarse los beneficios que traerá para México.



Más Futbol en video


Para ello, en Grupo Fórmula consultamos a Óscar Ocampo, coordinador de Energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Esta fue su evaluación respecto de esta decisión:

PROS

-Por principio de cuentas, esta operación aumenta la capacidad de refinación de Pemex, al sumar los 340 mil barriles diarios de combustible que puede procesar.

Sin embargo, hay que tener claridad de que ellos no serán exclusivamente para México, sino que tendrán que buscar el mejor mercado posible.

“No debe entenderse que daba servicio a México. Deer Park le debe ser útil financieramente a Pemex. La gasolina refinada en Deer Park no tendría por qué venir a México, tiene que colocarse donde tuviera mejor ofertante. Es un error conceptual como lo pone el presidente. La métrica de éxito o fracaso debería ser qué utilidades le deja a los mexicanos hacer esta inversión”, mencionó el especialista.

CONTRAS

-Pemex Transformación Industrial (PTI) opera con pérdidas importantes en cuanto a refinación de combustibles.

“Cabe preguntarse si Pemex debería de estarse metiendo más en la refinación. Pemex transformación industrial al tercer trimestre de 2021, lleva pérdidas acumuladas de 110 mil millones de pesos. Nada más para ilustrar esto, en el balance consolidado de Pemex, las pérdidas son de 100 mil millones”, cuestionó Ocampo.

-Una de las cuestiones a preguntarse es si este era el momento indicado para realizar esta operación. Sobre todo por el alto nivel de deuda que tiene la petrolera.

-Las refinerías que opera Pemex cuentan con casi 20 mil empleados; en contraste, Deer Park operaba con unos 1 mil 500 empleados más 1 mil 200 contratistas. El desafío estará entonces en adaptarse a esa dinámica de trabajo. “Pemex es sumamente ineficiente en la parte de refinación”, cuestionó.

-Las refinerías en México operaron a 38 por ciento de su capacidad a principios de 2021; en contraste, Deer Park trabaja a un 90 por ciento de su capacidad. “El reto es mantener esa operación y como funciona actualmente”, afirmó Ocampo.

DUDAS

-La capacidad de Pemex de adaptarse a marcos regulatorios y condiciones de mercado diferentes a las que suele trabajar. En este caso, con las autoridades de EU. “Pemex no tiene experiencia en eso y la experiencia que tiene en refinación no es muy replicable”, sostuvo Ocampo.

-Poder mantener la competitividad de la refinería que operaba la holandesa Royal Dutch Shell.

-La decisión de Dutch Royal Shell de vender la refinería forma parte de un plan mayor apegado a las políticas de transición energética en el mundo para reducir su huella de carbono.

“Pemex está redoblando su apuesta por los combustibles fósiles. En el largo plazo, Pemex va en sentido contrario de las petroleras estatales y privadas”, expuso.



Artículos Relacionados

Back to top button