Hard News

Las autoridades comunitarias no hacen nada por evitar matrimonios infantiles en Guerrero, acusa abogada

De acuerdo con Neil Arias, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, la gente de las comunidades de Guerrero empieza a darse cuenta que es un delito casar a los niños.

Falta voluntad política en Guerrero para combatir el matrimonio infantil forzado donde incluso las autoridades comunitarias no defienden los derechos de los menores de edad, acusó Neil Arias, abogada del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, en entrevista para Atando Cabos con Denise Maerker.



Más Futbol en video


“Estos casos sí llegan ante las autoridades, principalmente comunitarias, y lo que se hace ahí lejos de garantizar los derechos, la integridad de las niñas, también niños y adolescentes, lo que se hace es privarlos de la libertad como si ellos estuviesen cometiendo agravios a las mismas familias”.

El pasado martes la Comisión de los Derechos Humanos de Guerrero dio a conocer el caso de una niña de 13 años de la comunidad de Joya Real, en Cochoapa el Grande, que fue detenida después de huir porque no quería casarse con otro adolescente.

En el mismo municipio, también se presentó el mes pasado el caso de una niña de 15 años identificada como Angélica, que fue encarcelada tras huir de casa de su esposo porque se suegro intentaba violarla.

“Lo vemos en las comunidades que sí, ya están entendiendo que no es normal, que es delito, que a las niñas las tengan que vender”.

Desde 2017 el Código Civil de Guerrero prohíbe el matrimonio infantil mientras que para 2019 quedó prohibido por ley en todo el país. La abogada del Centro de Derechos Humanos de la Montaña indicó que las comunidades comienzan a darse cuenta que es ilegal.

Escucha AQUÍ el caso de la niña que fue encarcelada porque escapó para no casarse con otro adolescente.



Artículos Relacionados

Back to top button