Fuera de Juego

La dura declaración de la exnovia de Ricardo Ponce, “se comparaba con Jesús”

Hace unas horas se dio a conocer el testimonio de Valentina Camacho, la exnovia de Ricardo Ponce a quien el “gurú espiritual” habría manipulado para que le acompañara en sus retiros; esta confesión deja en claro mucho sobre cómo el hombre solía actuar con las personas a su alrededor.



Más Futbol en video


La expareja del gurú y terapeuta sexual contó para “Mafian TV” que durante un tiempo ambos mantuvieron una relación, pero por medio de una labor de convencimiento, el hombre la obligó incluso a abandonar a su familia, a su pareja y a dedicarse al 100% a esa relación.

Un detalle que salta al respecto de la confesión de Camacho, exnovia de Ricardo Ponce, es que así como pasó con otras mujeres que acudieron a sus retiros, él le aseguraba que una violación infantil la habría llevado a desarrollar algunos “bloqueos mentales y sexuales”.

“Si bien, somos responsables porque al final nadie nos puso una pistola para estar con él, sí hay una total manipulación, porque él se aprovecha de tu dolor y, a través de eso, él empieza a envolverte hasta llegar al punto en el que lo único que quiere es acostarse contigo”, compartió la mujer.

A pesar de que Ricardo Ponce no creía en la religión, se “sentía Jesús”

Fue un momento de inestabilidad y vulnerabilidad en el que el gurú y terapeuta sexual encontró a Valentina Camacho; ella compartió que todo lo que sucedía alrededor del hombre era sumamente sexual; al grado de que él se acercaba a mujeres casadas sin importarle nada.

“Yo tenía ganas de decirle a todas: ´es un falso, es un estafador´. Para empezar tiene una neurosis, no lleva una vida dentro de lo que puedo llamar normal, está obsesionado con su cuerpo, todo el tiempo era verse al espejo, estar hablando de sus proteínas, iba dos veces al gimnasio”, contó.

De entre toda la manipulación, quizá lo más enfermizo del gurú, fue lo que contó Valentina Camacho con respecto a que el hombre sentía que era la reencarnación de Jesús.

“Me decía que siempre le dolía todo el cuerpo, porque como ‘absorbía’ toda la energía de las personas a las que sanaba, decía que tenía dolores muy fuertes. Y por ‘todo lo que sabía’. Yo le pregunté que qué era lo que sabía y el respondió ‘tú sabes por qué’. Él le respondió que porque ‘veía toda la gente que iba a llegar a él’. Me dijo: ‘porque soy Jesús’ . Pero él no creía en el cristianismo”, dijo la expareja del gurú.

Aunque el hombre no profesa alguna relación, era capaz de manipular a sus víctimas por medio de sus creencias; además, Camacho dijo que él se burlaba cuando decía este tipo de cosas.

También podría interesarte:



Artículos Relacionados

Back to top button