Fuera de Juego

Thalía y Eduardo Capetillo recuerdan la icónica escena de ‘Marimar’ en el lodo y revelan algunos detalles

La pareja de actores, que dieron vida a 'Marimar' y 'Sergio', recordaron el famoso proyecto

A 27 años del estreno de Marimar, sus protagonistas, Thalía y Eduardo Capetillo, se reencontraron para recordar algunas de las anécdotas vividas durante la grabación del proyecto y revelar algunos detalles desconocidos por su público.



Más Futbol en video


En una transmisión para su canal de YouTube, la intérprete de Amor a la Mexicana tuvo como invitado virtual a su compañero de novela. Durante una plática de poco más de 30 minutos, ambos aceptaron que el proyecto sirvió como un parteagüas en su carrera, pues se dieron a conocer internacionalmente, sin embargo, no fue fácil obtener tal reconocimiento, pues revelaron algunos detalles desconocidos por sus seguidores.

Y es que ambos hablaron de aquella icónica escena en la que Marimar es obligada a sacar una pulsera de oro del lodo. Mientras Capetillo reconoció el profesionalismo y el trabajo de Thalía en dicha situación, ella reveló que contrario a lo que muchos pensaría, el lodo sí era tierra mezclada con agua y no chocolate.

“Yo me quedé con la boca cerrada cuando te vi, no ‘chistaste’, lo hiciste al pie de la letra, las veces que se tuvo que repetir, ahí es cuando dices wow”, comenta Eduardo, mientras Thalía prosigue: “Era Beatriz Sheridan quien nos dirigía, le agradezco tanto. Ella había preparado el lodo. La productora dijo ‘sabes qué pongámosle chocolate, hicieron el chocolate abuelita, pusieron un plástico y yo lo veía como naranjoso y cuando grabo la primera, era como naranja y se veía chafa, entonces voy con Beatriz y le digo, hagámoslo bien”.

Y agregó: “Con su cigarro, grita ‘utilería, traigan lodo’ y de ahí salió ese lodo, ya después me metí directamente al mar, es que yo me metía en el personaje, era ‘Marimar'”.

Sin embargo, pese a lo fuerte de la escena ella misma reconoció que ese no fue su peor momento dentro del proyecto, pues reconoció que una de las escenas de la cortinilla de entrada fue la que más odio.

Esa entrada del caballo es de las peores ‘memories’ que yo tengo del proyecto, porque era a pelo, tú ibas con tus mega jeans, te aceitaron todo, aceitaron al caballo, y yo iba con el minivestidito, con unos shorts abajo y me resbalaba, no tenía de dónde agarrarme”. confesó la actriz.

También te puede interesar:



Artículos Relacionados

Back to top button