Fuera de Juego

¿Qué le pasó a SIMONE BILES? Tras su retiro, la gimnasta estadounidense culpa a sus “demonios en la cabeza”

La noticia del retiro de Simone Biles de la competencia de grupos en Tokio 2020 le ha dado la vuelta al mundo

Una de las grandes noticias de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es desde ya el retiro de la estrella de la gimnasia Simone Biles de la final de la competencia de grupos. La decisión ha causado conmoción mundial y especulaciones alrededor del porqué de su salida. En un comunicado oficial, el Comité Olímpico de Estados Unidos argumentó un “problema médico”, aunque no se especificó cuál.



Más Futbol en video


Los titulares de los medios deportivos califican de “dramática” y “alarmante” la salida voluntaria de la mejor gimnasta del mundo Simone Biles de la competencia de grupos en Tokio 2020. Esta decisión le costó al equipo de gimnasia de Estados Unidos la medalla de oro y le valió el triunfo al equipo de Rusia.

El video de una estresada Simone Biles en plena competencia ya se ha vuelto viral en las redes sociales; se le ve decirle a su entrenadora: “I can’t go up there (No puedo subir)”, refiriéndose a que no puede ir a la zona de competición. Más tarde la misma gimnasta revelaría que los “demonios en la cabeza” no le permitieron estar en la final.

La salida de Simone Biles, considerada como la más grande gimnasta no solo ha convulsionado los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, también ha abierto un debate sobre la salud mental y la presión que tanto entrenadores como comités olímpicos ejercen sobre los atletas. La misma Simone compartió un sentido mensaje a través de su cuenta de Instagram en el que reconoció  “sentir el peso del mundo sobre sus hombros” y como anticipando su salida, afirmó que “Los Juegos Olímpicos no son un juego”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

La dura presión sobre los hombros de Simone Biles

Las exigencias a las que ha sido sometida Biles de 24 años en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, incluyen no dar entrevistas, no hablar con nadie que no sean sus entrenadores y someterse a largas jornadas de entrenamiento con tal de llevar 7 oros para Estados Unidos. A los atletas de alto rendimiento se les exige un perfecto estado físico, pero poco se habla de su salud mental, y a pesar de estar en pleno 2021 el tema sigue siendo un tabú del que nadie quiere hablar.

Y esta vez, la presión, y el estrés derivado del aislamiento al que ha sido sometida le han cobrado factura a Simone Biles que en pleno ataque de ansiedad decidió retirarse de la competencia de grupos. La agencia Reuters ha documentado el momento de la salida de la gimnasta, que quedará para la historia de los Juegos Olímpicos. Diversos medios de comunicación atribuyen la decisión de Biles a un ataque de ansiedad.

Tras su retiro, la misma Simone reconoció en conferencia de prensa que no estaba bien mentalmente y no quería arriesgar al equipo de gimnasia.

Simone Biles culpa a sus demonios en la cabeza por su salida de la final de gimnasia
Reuters

“Sentí que era mejor que yo tomara asiento. Sabía que ellas iban a estar muy bien y que se llevarían medalla. Nunca me había sentido así. Simplemente, al llegar a la competencia, el estado mental no estaba ahí.

No estoy herida físicamente. Estos Juegos Olímpicos han sido muy estresantes”.

La influencia del Biles tras el reconocimiento del estrés al que ha estado sometida, podría abrir la conversación en torno a la salud mental de los atletas olímpicos y llamar la atención de los comités y entrenadores, que desde ya deberían estar pensando en incluir terapeutas como parte del entrenamiento integral de los atletas de alto rendimiento.



Artículos Relacionados

Back to top button