Fuera de JuegoNoticias

PERFIL: Almudena Grandes, la escritora feminista que destapó tabúes

Almudena fue una escritora progresista que retrata en sus historias la guerra, el amor y el erotismo.

A Almudena me la presentó mi amigo Manuel en la universidad, me prestó su libro de Las edades de Lulú y me leyó la primera hoja de El corazón helado, que describía los atardeceres en Torrelodones, un municipio madrileño, fue casi en automático que me volví su “groupie”.



Más Futbol en video


Era una escritora progresista que contaba historias desde una óptica femenina y auténtica. Publicó su primera obra cuando tenía 29  años: Las edades de Lulú, con la que ganó el premio que oficiaba la editorial Tusquets, La sonrisa Vertical a lo mejor de la literatura erótica, fue en 1989.

Ese texto te levantaba y te tiraba, fantaseaba con la idea de tener un hermano mayor que me presentara a su mejor amigo y tener a mi propio Pablo. Esa escena en la que después de un concierto lleva a Lulú a su estudio y pierde su virginidad, leerlo es como si la volviera a perder entre los nervios y el miedo.

Ese pasaje y la inocencia de Lulú en su vida sexual fue clave en el éxito de la novela, pues en 1990 tuvo su adaptación al cine a cargo de Bigas Luna (Jamón, jamón y La teta y la luna, entre otras) que protagonizó Francesca Neri, un joven Javier Bardem, Óscar Ladoire y María Barranco.

Traducida a 21 idiomas, es la historia de una mujer que se conoce a través de sus experiencias eróticas, no pretende dar lecciones de moral. Lulú se está descubriendo.

En 1990, Las edades de Lulú tuvo su adaptación al cine a cargo de Bigas Luna /AMAZON PRIME

La favorita de El País

Hace una década, El País hizo una mecánica con su columnista dominical desde 2008 para regalar su último libro: Inés y la alegría. La mecánica era sencilla, debíamos mandar una carta de por qué querías el regalo, envié un ensayo de todo lo que ella había movido con sus  letras. Gané el concurso, contestó mi carta y  me mandó tres libros.

Almudena Grandes interactuaba con sus lectores y los entendía, sus personajes bien podrían ser tus hermanas, tus  vecinas o  tus abuelas: valientes y echadas para delante.

En 2011, la española vino a México para la Feria Internacional del Libro de Guadalajara e hizo una parada en la Ciudad de México para la FIL del Zócalo. La escritora había ganado en 2011 por Inés y la Alegría, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska, el Premio de la Crítica de Madrid y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz.

Pude hablar con ella y  con su esposo, el poeta Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, sobre cómo entendía a la perfección a las mujeres de cualquier edad y conectar. Ella escribía por todas: por las rebeldes, por las que fuimos sumisas, por las violentadas y por las guerreras; ahora, por las víctimas de la guerra.

OBRAS DESTACADAS

 

La serie Episodios de una guerra interminable, es un ciclo de seis tomos que relatan la resistencia antifranquista, inició como guión de película western, que ningún cineasta se atrevió a filmar, también fracasó como obra teatral.

“Finalmente pensé que lo que yo sé hacer es escribir novelas”, dijo con su voz ronca para una entrevista con El País.

Grandes comenzó una investigación histórica que contó la vida de desterrados, rebeldes y forajidos en Inés y la alegría, Las tres bodas de Manolita, Los pacientes del doctor García (Premio Nacional de Narrativa en 2018), con El lector de Julio Verne, La madre de Frankenstein y finalizará con Mariano en el Bidasoa (se estima que se publicaría este 2021).

Su tercera novela, Malena es un nombre de tango, la consagró como una de las mejores escritoras de habla hispana. Publicada en 1994, cuenta la historia de Malena, una mujer que busca su lugar en el mundo mientras descifra que la vida hay que vivirla sin miedo.

Uno de sus libros de cuentos: Modelos de mujer, relataba siete historias de mujeres de distintas edades y contextos sociales. Unas vencían a la muerte, otras usaban la seducción o la razón como arma para no darse por vencidas… y no lo hicieron.

Te llamaré viernes, sobre el amor y  la soledad;  Atlas de geografía humana, Los besos en el pan y Castillos de cartón también se volvieron libros que abrazaron personajes que la convirtieron en una escritora y periodista entrañable. Además, fue nombrada doctora honoris causa por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en España.

Me duele leer que murió  tan joven (61 años) de un cáncer detectado en septiembre del año pasado, sin embargo, Almudena Grandes vive en todas las mujeres que me gustaría ser.

 

 



Artículos Relacionados

Back to top button